miércoles. 07.12.2022

Luego de haberse colado en la boda de Britney Spears y Sam Asghari, hecho ocurrido hace una semana, Jason Alexander, primer esposo de la cantante, fue duramente castigado durante su juicio en el condado de Ventura (Estados Unidos).

Alexander, de 40 años, deberá mantenerse a 100 metros de distancia tanto de Spears como del guardia de seguridad Richard Eubeler, quien fue quien logró detenerlo durante el incidente.

Britney Spears - Instagram
Britney Spears - Instagram

.Además, no puede comunicarse con los dos en absoluto, lo que significa que no hay mensajes de texto, llamadas o mensajes de redes sociales.

Durante el juicio, Jason Alexander se declaró inocente de allanamiento de morada, vandalismo y agresión, pero el fiscal del distrito lo castigó con un cargo de delito grave de acecho. Según la orden de protección, no puede poseer armas ni pistolas y tiene que renunciar a cualquier arma de fuego que pueda tener.

Alexander permanece encarcelado y ahora tiene una fianza fijada en 100.000 dólares.

Britney Spears y Jason Alexander
Britney Spears y Jason Alexander

De llegar a pagar su fianza, Alexander deberá presentarse a libertad condicional dentro de las 24 horas posteriores a su liberación y ser monitoreado a través de un brazalete en el tobillo por el Departamento de Libertad Condicional del Condado de Ventura.

Britney Spears - Instagram
Britney Spears - Instagram

Jason Alexander, exmarido de Britney Spears, recibió un duro castigo en la corte
Comentarios